Nueva tecnología para personas con perdida auditiva: Stratos de Hansaton

Nueva tecnología Stratos de Hansaton

Cualitek, te ofrece la nueva tecnología de Hansaton con los audífonos
Stratos, gracias a su innovador Chip Prisma, usted podrá experimentar
un nivel auditivo completamente mejorado, con sus funciones
inteligentes de reducción de ruido, los pacientes lograran acceder a una
mejor calidad de escucha en ambientes acústicos ruidosos o complejos,
Stratos le bridará confort y naturalidad en todas las situaciones
cotidianas de escucha.

Disfrute esta nueva experiencia de escucha con los nuevos Stratos
Recargables o Stratos con Batería disponibles en Cualitek.

Acceda a sus funciones de conectividad inalámbrica con su teléfono celular a
través de su APP HANSATON STREAM REMOTE para mejorar aún más cada
experiencia auditiva.

Con Stratos el paciente podrá experimentar funciones como:
• Adaptación continua y automática al entorno acústico en el que se encuentre.
• Enfoque direccional del habla, mejorando la comprensión del habla y que los sonidos de
fondo o irrelevantes no interfieran en la comprensión de la
palabra.
• Localización de señales acústicas proporcionando así una
conciencia espacial orientada.
• Confort en ruido: la nueva tecnología Stratos suprime los
ruidos de interferencia otorgando una experiencia auditiva
optimizada.
• Ajustes personalizados: Desde el primer momento en que
use los audífonos sentirá un ajuste cómodo, fácil y natural.
• Conectividad inalámbrica: Conectividad rápida e intuitiva con
su teléfono celular y TV inteligentes.
• App inteligente: con nuevas opciones de conectividad para hacer más fácil y placentera su
escucha por medio de diferentes escenarios de escucha y controles de ajuste.

Hansaton se ha esforzado siempre en proporcionar productos excepcionales y de alta
calidad, te invitamos a unirte a la experiencia de una escucha realmente natural.

Haga una cita de valoración al 8420 3456 y pregunte por los audífonos Stratos de Hansaton.

Guía para la obtención de audífonos por medio de la CCSS

Muchos asegurados desconocen que la Caja Costarricense de Seguro Social (C.C.S.S.), cuenta con un subsidio económico para la adquisición de ayudas auditivas (audífonos). En la actualidad y gracias a la miniaturizacion e incorporación de sistema inalámbricos (bluetooth), los audífonos se han vuelto más populares y atractivos con diseños ergonómicos que los hacen sumamente estéticos, livianos y funcionales. Aquí le brindamos una guía para la obtención de audífonos por medio de la Caja Costarricense de Seguro Social. 

Pasos a seguir para la obtención de audífonos por medio de la CCSS

  • Es el médico especialista en Otorrinolaringología ORL (Nariz, garganta y oídos) de cada hospital o clínica periférica de la CCSS, quien valora al paciente para descartar la posibilidad de tratarlo con medicamentos o con una posible cirugía.

Nota: Si no tiene acceso a una cita con el médico especialista (ORL) tendrá que visitar un EBAIS, para que un médico general le refiera a la clínica y hospital de la CCSS que cuente con presupuesto para audífonos y médicos que los puedan prescribir.

  • Una vez que el médico especialista determina a través del diagnóstico, que el problema del paciente es irreversible, prescribirá el uso de prótesis auditivas y la institución le entregará al paciente un documento (receta) para que el mismo la presente ante el proveedor autorizado y así iniciar el proceso de fabricación de sus ayudas auditivas.
  • A partir de ese momento, nosotros como clínica audiológica y laboratorio de prótesis, hacemos todas las valoración pertinentes para una adecuada selección de las ayudas auditivas, tomando en cuenta la condición del paciente y sus necesidades de comunicación.
  • Entre unos 15 a 22 días, entregamos los audífonos a la clínica u hospital respectivo, para que el paciente los retire y posteriormente haga una cita con nosotros para iniciar el proceso de adaptación.
  • Durante el periodo de garantía de 2 años, el paciente recibirá citas de control, mantenmiento y limpieza de manera gratuita.

En Cualitek desde hace 25 años somos proveedores de audífonos para la CCSS con una relación comercial en donde el asegurado siempre ha salido ganancioso ya que obtiene tecnología alemana actualizada, sin tener que aportar ninguna diferencia económica. Nuestros pacientes reciben una garantía de 2 años y el apoyo de un equipo multidisciplinario de profesionales, que acompañan a los pacientes en distintas áreas cómo: otorrinolaringología, audiología, asistencia protésica, acompañamiento interdisciplinario, servicio técnico en audífonos, entre otros.

Bienestar emocional en tiempos de cambio

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el bienestar emocional es un “estado de ánimo en el cual la persona se da cuenta de sus propias actitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida, puede trabajar productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a la comunidad”.

Al leer esta definición, pasan por mi cabeza algunas reflexiones ante el momento que estamos viviendo, basadas en todo lo que mis ojos han visto y mis oídos escuchado en 25 años de camino consciente y en las últimas horas de vida que han transcurrido.

¿Nuestro cerebro humano se estará dando cuenta de lo que está sucediendo dentro y fuera de nosotros?

Si nuestro cerebro reptiliano (de la supervivencia) es el que predomina en estos momentos, nos encontraremos preocupados, sufriendo de manera descontrolada por lo que no tenemos, por lo que nos falta. Nos angustiará lo que va a suceder, lo que no ha sucedido y no sabemos si sucederá. Nos estaremos enfrentando a nuestros miedos, soledades, frustraciones, tristezas, resentimientos y malas relaciones; a nuestra falta de fe y confianza; a nuestro vacío existencial.

Sí, mucha gente está sufriendo porque no se da cuenta de lo mucho que puede aprender de esta valiosa experiencia sin precedentes. ¿Y por qué? Entre otras cosas, porque nuestro poder de discernimiento ha estado adormecido por muchos años y nuestra perezosa mente se acostumbró a ser más consumista —de creencias, opiniones, historias y pseudoverdades— que una mente cuestionadora, racional, reflexiva y buscadora de la verdad. Y es que para ello, en definitiva, se requiere de tiempo, energía y la firme determinación de despertar.

Hoy nos enfrentamos a un virus silencioso que se ha aprovechado de la evasión, la indiferencia y la anestesia que vivimos. Hemos estado cómodamente sentados en un sillón lo suficientemente ocupados, dispersos y neuróticos como para permitírselo. Hemos vivido de prisa; estresados; enfermos en todas nuestras dimensiones; incomunicados; inconscientes incluso de nuestra propia respiración, la cual nos recuerda a cada instante que estamos vivos y tenemos infinitas posibilidades de ser mejores, más felices, más sanos, más bondadosos y trascender.

Hoy nuestro virus real es el miedo, que se ha despertado como un gigante dentro de nosotros para dirigir nuestra conducta humana y llevarnos con los ojos vendados a ser irracionales, conflictivos, mezquinos, irritables, inflexibles, ansiosos y fáciles de manipular.

¿Hasta cuándo?

¡Hasta que nos demos cuenta! Y pido a Dios —en quien creo— que de verdad nos demos cuenta, y que estas breves y sentidas líneas te permitan hacer un alto y decir ¡ya basta!: quiero estar mejor; merezco sentirme mejor y, aunque no sepa qué hacer, quiero darle sentido a esta experiencia; deseo aprender de ella, en vez de sufrirla, porque ya de por sí es muy compleja de digerir. Tu deseo puede llegar a ser más grande que tu miedo porque, después de todo, más hace el que quiere que el que puede…

Entonces, ¿cómo podemos adaptarnos a este nuevo mundo que hoy vivimos, que hoy transitamos? ¿Cómo vivir esta vida que tenemos hoy? Porque el pasado quedó atrás y el futuro es muy incierto, aunque tu mente desee fervientemente la certeza y el control de lo que está por venir.

Para empezar, quiero decirles por experiencia propia que el tan anhelado bienestar emocionales producto de un largo camino lleno de vicisitudes, el cual les invito a recorrer con paciencia, dedicación, determinación, coraje y disciplina. Disfruten cada paso acogiendo cada sentimiento, pensamiento y experiencia. Tu conquista es personal y tu recompensa será verte despierto, consciente, pleno, sano y feliz. El mundo se lo merece; tú te lo mereces; todos lo necesitamos.

  • El pasado nadie lo puede cambiar. Ya pasó. Entonces, aprovéchalo, compréndelo y déjalo donde está porque hoy necesitas renovarte y vivir con la inocencia del niño que cree en un futuro mejor.
  • Agradece cada cosa que tienes: tu vida, tu historia, quién eres, las personas que han pasado por tu vida. Cada una ha tenido un sentido, y la experiencia con ellas debe dejarte un aprendizaje, en lugar de dolor o sufrimiento.
  • Respira conscientemente. Haz de este ejercicio de atención un acto sagrado mediante el cual celebres la vida. Que sea un hábito para recuperar tu salud mental, emocional y física.

  • Escribe, lee, exprésate, camina, dibuja, siente, observa, contempla, escucha… ejercita tu atención plena para darte cuenta de lo que haces, de cómo te sientes y de lo que piensas, sin juzgarte ni criticarte.
  • Sé benevolente contigo mismo para que tu juez interior se desvanezca.
  • Las emociones se reciben con los brazos abiertos, no se controlan. No son buenas ni malas. Simplemente son una manifestación de nuestro cerebro límbico, que reacciona a los estímulos externos y a nuestra memoria psicológica de lo que hemos vivido.
  • La vida nos colocó ante el reto de hacer cosas distintas, diferentes. Tómalo como una gran aventura de aprendizaje y crecimiento. Y cuando te incomode, solo date cuenta, presta atención y respira; esto también pasará.
  • Alimenta tu alma meditando, orando, leyendo un buen libro, viendo una buena película o un documental, interiorizando mensajes de reflexión, escuchando buena música, entablando una conversación que te nutra. Y nunca dejes de observar tu diálogo interior.
  • Pide disculpas; expresa tu intención de mejorar; abraza a tu gente querida; expresa más “te quiero”, “eres importante para mí”, “te extraño”, “te necesito”, “abrázame”.
  • Ejercita tu atención comiendo, cocinando, bañándote o cepillándote los dientes de manera consciente. En lo simple, sencillo y cotidiano de la vida, podemos dar los grandes pasos que nos conducirán al bienestar y la plenitud.
  • Camina descalzo, abraza un árbol, riega las plantas, siembra, conecta con la naturaleza y agradece todo lo que nos da. De allí nace la divina providencia…
  • Acércate lenta y firmemente al amor. Cuando lo sientas, acéptalo y acógelo tanto, tanto, que se desvanezcan tus miedos.
  • Por sobre todas las cosas, cree, abraza tu fe y trabaja en tu fortaleza espiritual.
  • Grandes cambios requieren grandes decisiones.

El mundo ya cambió, ¿y tú?

“He recorrido un largo camino hasta llegar a donde estoy. Mi conquista personal hoy tiene una recompensa: un alma más libre, una mente más consciente y la trascendente misión de servir a los demás para que logren acoger sus propias conquistas.”  

Yelitza Morón

El poder de nuestros pensamientos

“La forma en que pensamos tiene más importancia de la que creemos sobre nuestro cuerpo. Nuestros pensamientos influyen sobre nuestra fisiología y la cambian. Todo lo que pensamos deja huellas en nuestro cuerpo.”

Se han hecho estudios científicos que comprueban que nuestros pensamientos generan sustancias en partes específicas del cerebro que crean un cóctel que se dirige a todo el cuerpo, entonces,  detengámonos a pensar lo que sucede cuando esos pensamientos son negativos, cuando dirigimos toda nuestra atención en el miedo, la enfermedad, el enojo, la ira, la ansiedad. ¿Qué sucede? se bajan nuestras defensas físicas y emocionales.

Le ha pasado que de estar escuchando, hablando, leyendo todo el día del Covid-19 pasan y terminan  el día agotados,  sintiendo todos los síntomas habidos y por haber, su estado cambia de la calma al pánico, no logran conciliar el sueño y su cabeza empieza atropellarse de pensamientos catastróficos…

Ahora,  qué tal sí hacemos este ejercicio: traigan a su  mente de forma consciente y plena HOY, “aquí y ahora”, todas las cosas, situaciones y personas por las que está agradecido y que además, hacen bien a su vida. Sienta como conforme se detiene a pensarlas y traerlas a su mente, su respiración cambia, su fisiología cambia y su estado cambia a uno de felicidad, haciendo que sonría con todo su cuerpo.

Controlar sus pensamientos

HOY,  “aquí y ahora”, usted  es la única persona que puede controlar sus pensamientos , usted elige  los pensamientos con los que quiere llenar su cabeza y por ende su cuerpo entero, usted elige hacia dónde dirigir su atención. Usted tiene el poder total y absoluto de elegir enfocarse en la felicidad qué hay en su interior, en la salud que SI tiene, en la casa y la familia que lo cobija, en el alimento qué SI  hay en su mesa, en el abrigo que dan las palabras de aliento de los que SÍ se mantienen cerca suyo, de lo que SÍ puede hacer.

Usted puede elegir tener una actitud optimista y puede elegir  declararle la guerra al pesimismo y a la  violencia que estamos viviendo, usted elige dejar de ver noticias y que  el universo le haga llegar las que SI necesita saber, usted elige entre leer malas noticias y ver una película que lo haga reír hasta que le duela el estomago, usted elige conversar sobre lo afortunado o afortunada que es hoy, aquí y ahora,  o sobre las calamidades del mundo. Usted elige entre escuchar noticias o música y bailar y cantar  con toda su alma, elige entre hablar de todo lo malo que sucede o de todo lo bueno que también está ocurriendo.

Usted ELIGE, tener el poder para enfocarse en el hecho de “pensar” que nada es mejor que este momento presente que le está regalando constantemente tantas razones para sentirse bendecido, saludable, estar en calma, bien y agradecido.

COMUNICACIÓN ASERTIVA, PERSONAS CON DETERIORO AUDITIVO

Por Sofía Ramírez Piedra. T-3235

La pérdida auditiva no es un trastorno físico que se pueda simplemente ignorar, siguiendo la vida diaria como si no la tuviera. Puede inclusive llegar a afectar la autoconfianza y propiciar un aislamiento de la misma familia.

Reconocer el deterioro auditivo como un hecho de la vida es el primer paso para superar y reducir las consecuencias.

La pérdida auditiva a menudo se presenta de manera gradual durante varios años. Por esta razón puede tomar mucho tiempo el reconocer que se está teniendo problemas de audición. Los familiares y amigos son los primeros en darse cuenta de que se está perdiendo la audición antes de que usted lo note.

NEGACION DEL PROBLEMA

Por qué ocurre:

O  La pérdida auditiva se desarrolla gradualmente, por lo que puede usted no reconocer el problema al principio.

O  Muchas personas subestiman la gravedad de la pérdida auditiva.

O  La gente asocia a menudo la pérdida auditiva y los audífonos a la edad avanzada.

O  Puede tener temor de ser considerado incompetente, que piensen que está perdiendo la capacidad para pensar y actuar eficientemente.

Cuando se encuentra en periodo de negación puede no admitir que tiene un problema. Puede pretender que oyó lo que se dijo, o simplemente no estaba poniendo atención. Puede distraer la atención con expresiones como: “está hablando entre dientes”, “usted habla muy bajito”, “la gente no habla claro”, “no necesito oír lo que dicen” etc…

Estrategias para la interacción social

Aunque la pérdida auditiva puede afectar las relaciones, se dispone de muchas estrategias e instrumentos para ayudarlo a comunicarse eficientemente. La comunicación puede mejorar con el tiempo, incluso si no oye todos los sonidos o palabras.

La audición residual, junto con la información visual, las pistas del contexto y la experiencia de la vida, pueden ayudarlo a comprender el lenguaje y comunicarse.

Expresar directamente como se siente y qué necesita logrará una comunicación asertiva, con esto usted:

  • Hace saber a los demás que tiene pérdida auditiva. Entonces ellos no interpretarán equivocadamente su comportamiento ni pensarán que usted está aislado o que es olvidadizo.
  • Es consciente que la pérdida auditiva afecta a otras personas y está preparado para manejar sus reacciones.
  • Usa audífonos para escuchar mejor
  • Pide, pero no demanda ayuda cuando la necesita
  • Dice a la gente exactamente lo que necesita. Por ejemplo, podría decir: “Perdón, no escucho tan bien como antes, ¿podría hablar un poco más fuerte?”. Podría usted pedir que le hablen un poco más despacio, que lo mire, que quite la mano de la cara o que repita una frase.
  • Modifica el ambiente para adaptarlo a sus necesidades auditivas, por ejemplo:
  1. Cámbiese a un lugar más cercano a la fuente de sonido que usted quiere oír (televisor, radio, expositor, invitados en su casa…)
  2. Retírese del ruido que distrae o es muy fuerte
  3. Colóquese en tal forma que la cara del que habla sea visible y con buena luz.

Lectura del lenguaje

La lectura del lenguaje es una técnica para reconocer las palabras habladas viendo los movimientos de los labios, la lengua, la mandíbula, los ojos y las cejas del que habla, así como la expresión facial, la postura del cuerpo y los ademanes. Estos proporcionan pistas visuales importantes para el mensaje hablado.

Habrá factores que entorpezcan la comprensión como la dicción rápida, pronunciación deficiente, poca luz, una cara apartada, una boca cubierta, el bigote, la barba pueden hacer imposible la lectura de los labios. Por tanto, a menudo necesita usted confiar en el contexto de la frase y otras pistas no verbales para entender lo que se está diciendo.

Consejos para la lectura de labios

Las habilidades para leer los labios generalmente mejoran con la práctica. Mientras más aprende, más confianza tiene en su habilidad para comunicarse. Aunque no es toda la respuesta para manejar la dificultad auditiva, muchas personas se vuelven eficientes lectores de labios y encuentran que mantienen la puerta abierta para la interacción social.

El objetivo de la lectura de los labios es una mejor comunicación. En lugar de intentar captar todas las palabras que se dice, concéntrese en la intensión del contexto global.

  • Colóquese en tal forma que haya una fuente de luz detrás de usted y que la cara del que habla esté claramente visible.
  • Identifique el tema que se discute lo más pronto posible. Si está familiarizado con el tema y puede identificar palabras clave, no necesita analizar cada frase.
  • Esté atento a pistas en las expresiones faciales, el lenguaje corporal y los ademanes del que habla.
  • Antes de entrar en una conversación, informe a la persona que está hablando que usted tiene dificultad para oír.
  • Concéntrese en el mensaje más que en los movimientos específicos de los labios. Encontrará que las frases subsecuentes pueden aclarar palabras y frases que no entendió.

Como comunicarse con una persona que tiene dificultad para escuchar

La comunicación es el alma de cualquier relación. Cuando conversa con alguien que tiene dificultad para oír, tenga presente que para lo que usted es una simple comunicación, puede ser un esfuerzo agotador para la persona que presenta la condición. Tiene que hacer un esfuerzo activo para entender. Un auxiliar auditivo puede ayudar, pero aumentar el volumen no hará que los sonidos distorsionados sean más claros.

Para mejorar la comunicación puede seguir las siguientes sugerencias:

  • Antes de empezar a hablar disminuya el nivel del ruido de fondo. Apague el televisor, la radio, el aire acondicionado o algunos otros aparatos ruidosos. Si no puede reducir el ruido de fondo, trate de cambiarse a un área más tranquila
  • Asegúrese de que tiene la atención de la personas antes de hablar. Puede hacer esto diciendo su nombre o tocando su hombro.
  • Hable cara a cara. Hable a nivel de los ojos, y no más lejos de metro y medio de distancia. No mastique chicle, no fume, no hable detrás del periódico ni cubra la boca mientras está hablando.
  • Hable a un nivel normal de conversación, especialmente si la persona usa audífonos. No grite. Si es necesario, aumente modestamente el volumen.
  • Hable claro pero naturalmente. Disminuya un poco la velocidad de las palabras, utilizando más pausas de lo habitual.
  • Use expresiones faciales, ademanes y lenguaje corporal para resaltar los puntos.
  • Vigile la cara del que escucha en busca de signos de que la comprensión es un problema.
  • Alerte al que escucha de los cambios en los temas de conversación.
  • Muestre consideración adicional en una situación de grupo.

Lo que se conoce como conversación cruzada es una de las situaciones más difíciles para alguien con pérdida auditiva. Trate de estructurar el evento en tal forma que solo una persona habla a la vez.

AUDIFONOS

La motivación es la clave del éxito con los audífonos. Las personas que tienen actitud positiva y quieren oír mejor, son a menudo los mejores usuarios de los auxiliares auditivos. Tienen también mayor probabilidad de seguir usándolos. Cada persona y cada tipo de pérdida auditiva son diferentes.

Es importante mantener las expectativas realistas. Todos experimentan diferentes grados de éxito con los audífonos. Si espera que un audífono le proporcione una audición perfecta, se frustrará. Lo que bien funcione un audífono depende de diversas variables, incluyendo la gravedad de la pérdida auditiva, las situaciones en que quiere oír mejor y la motivación.

¿Por qué el rechazo a los audífonos?ü  No aceptación de pérdida auditiva

ü  Costo de baterías

ü  Adopción de malas experiencias de otras personas con los mismos.

ü  Estigma social

ü  Miedo

Obtener un audífono puede requerir un cambio de actitud. Usted deberá poner en un balance los beneficios de usar un audífono con los perjuicios de no poder oír a las personas cuando hablan.

Los audífonos pueden mejorar la audición, haciendo que los sonidos sean más fuertes. Probablemente podrá bajar el volumen de la televisión a un nivel más cómodo para los demás que no tienen dificultad para oír. Pueden permitirle oír en situaciones en las cuales antes tenía dificultad para escuchar. Se podrá sentir más tranquilo cuando está solo-por ejemplo, al ir de compras o en situaciones en que los que hablan pueden no hablarle directamente a usted.

Aunque los audífonos pueden mejorar la audición, no restablecen un sonido completamente natural. Son dispositivos electrónicos que pueden cambiar ligeramente la calidad de lo que oye, igual que lo hace un radio.

Podrá tener problemas para entender en ciertas situaciones. Cuando hay demasiado ruido de fondo o mucha gente hablando al mismo tiempo, los audífonos no pueden separar la voz que usted quiere oír de las otras voces o sonidos que no quiere oír. Recuerde que incluso con una audición normal, el ruido de fondo puede interferir con la comprensión del lenguaje.

BIBLIOGRAFIA

Gil-Garcedo L.M, Vallejo Valdezate L.A. (2001). El oído externo. Madrid. Ediciones ERGON, S.A.

Mayo Fundation for Medical Education and Research. (2002) Guía de la Clínica de Mayo sobre la Audición. Primer Edición. México. Editores Intersistemas

Abrir chat
Escanea el código
Cualitek, somos todo oídos
Contáctenos para más información, será un gusto atenderle...
Verificado por MonsterInsights