Demencia y sordera

demencia-sordera

Existe una relación entre el deterioro cognitivo y personas con pérdidas auditivas en edades avanzadas y aunque aun se camina con estudios e investigaciones que esclarecen la raíz de esta afectación, son muchos los indicadores directos de porqué se dan.

​En primera instancia, las pérdidas auditivas en la edad mayor son indicios de posibles señales de un padecimiento por desarrollarse o por aparecer, es evidente que personas con Alzheimer, demencia, entre otras condiciones neuropatológicas presentan pérdida auditiva.

​Seguidamente, las pérdidas auditivas se asocian a la exclusión social o el rechazo a ser parte de actividades y eventos de integración masiva que alteran los estados anímicos, incrementan la ansiedad y generan cuadros de estrés que conllevan a la depresión. Padecer de esto continuamente aumenta las probabilidades de afectaciones cognitivas y una muy característica de personas con demencia es la poca o nula iniciativa social de sus entornos.

​Además, las personas con pérdida auditiva deben realizar un mayor esfuerzo para la interpretación cognitiva lingüística, la recepción y emisión de mensajes, así como la comprensión y discriminación verbal auditiva, esta carga desgasta con mayor aceleración capacidades neuronales importantes para el funcionamiento cognitivo de la persona, como la memoria, razonamiento lógico, concentración en varias tareas y la atención focal de la información analítica.

​Dejar mucho tiempo pasar cuando se presiente que hay una pérdida auditiva o una vez que esta diagnosticada tiene un efecto contra prudente por lo cual una detección temprana permite poner en acción planes de estimulación rehabilitadoras que reducen las posibilidades de desarrollar la demencia.

​La salud se puede ver afectada de muchas formas, pero cuando se tiene una pérdida auditiva, estas no solo limitan la capacidad auditiva y de respuesta sino también son una de las principales causas de problemas en nuestro rendimiento cerebral para ejecutar acciones que permiten un mejor desenvolvimiento.

​El uso de prótesis auditivas mejora por mucho la capacidad cognitiva y ayuda a aliviar el esfuerzo que las personas deben hacer y minimiza situaciones negativas que afecten la calidad de vida. Es por eso que en Cualitek tenemos la mejor tecnología y el mejor equipo interdisciplinario así como el único y exclusivo programa Oi2 que puede orientarle en como abordar estas situaciones, la demencia, así como las pérdidas auditivas no tienen cura, pero si medidas correctivas, herramientas y acompañamientos que no se pueden dejar pasar.

Desarrollado por: Inter. Fabián Corrales

Director Programa Oi2 de Cualitek

Audiometría Clínica: Información general

audiometria-clinica

Msc.Valeria Herrera Rojas

La audiometría clínica es una prueba para medir la capacidad de audición. Es una prueba que únicamente debe realizar el especialista en audiología. El equipo consta de un audiómetro y una cabina.

El audiograma es donde se registran los resultados obtenidos de la prueba, consta de dos gráficos que contienen frecuencias de 250 a 8000Hz que son las frecuencias más importantes del lenguaje y los niveles de intensidad medidos en dB de -10 a 120dB aproximadamente.

La simbología utilizada en color rojo se refiere al oído derecho y el color azul utilizada para el oído izquierdo.

La audición se considera normal cuando el rango se encuentra entre -10 a 20dB en todas las frecuencias.

Es una prueba sencilla, rápida, pero si es necesaria la colaboración del paciente, se realiza dentro de una cabina sonoamortiguada, especial para aislar los sonidos del entorno, consiste en que el paciente va a escuchar un pitido y cada vez que lo percibe por mínimo que suene debe levantar la mano o presionar el botón.

Además, incluye dentro de la prueba la logoaudiometría y discriminación, la cual utiliza una lista de palabras y otra de monosílabos para poder determinar la capacidad de compresión del lenguaje del paciente evaluado.

Se recomienda realizar audiometría clínica a partir de los 4 años, antes de esta edad existen diferentes pruebas para medir la audición.

¿A quien se le recomienda una audiometría clínica?

  • Cualquier persona que desee conocer su capacidad mínima auditiva.
  • Como control anual de la audición.
  • Si se trabajan expuesta a ruido.
  • Si es músico, DJ, o realiza alguna actividad con alta intensidad de sonido.
  • Si se está expuestas a químicos.
  • Si utiliza audífonos durante más de una hora al día, incluye audífonos de escuchar música, videojuegos, incluso personas que trabajan de manera virtual y constantemente usan audífonos para atender llamadas o estar en reuniones.
  • Si sube mucho el volumen del televisor.
  • Si cuenta con algún factor hereditario de sordera.
  • Si hablan muy fuerte.
  • Si pide constantemente que le repitan lo que se le dijo.
  • Si siente los oídos tapados.
  • Si ha tenido infecciones de oído recurrentes.
  • Si escucha pitos o zumbidos en los oídos.
  • Si tiene mareos o pérdida de equilibrio.
  • Si ha recibido quimioterapia.

El Burnout Auditivo – No es un mito

El Burnout auditivo no es un mito

Cuando las personas tienen una pérdida auditiva, es común ver el deseo de estas por mejorar su calidad de vida encontrando en las prótesis auditivas una respuesta positiva, considerando que la mejor tecnología siempre genera oportunidades para que la pérdida no modifique de forma extrema el diario convivir.

No debe de sorprender que, al mismo tiempo, este proceso que llamamos la nueva escucha activa, provoca nuevas sensaciones y estímulos en las personas cuando usan prótesis auditivas, esto se acompaña al igual de nuevas situaciones donde la adaptación al entorno, así como la concentración y capacidad lingüística determinan mucho las emociones.

Con todo lo anterior, es indispensable hablar de como esto afecta la energía de estas personas, partiendo de que, así como mirar fijamente un hacia un foco de luz enchila la vista, estar ante mucha información auditiva recarga las actividades sensoriales y nerviosas que desgasta a la persona, esto se conoce como el burnout auditivo.

Cuando esto se da, las personas usuarias de prótesis auditivas tienden a presentar escenarios de fatiga, migraña, incrementa la ansiedad y afecta el equilibrio u orientación espacial. Aunque muchas veces las personas con pérdidas auditivas no saben cómo explicar de forma sencilla que oír no necesariamente significa comprensión, lo que si se es cierto es que oír tanto puede alterar patrones de conducta, afectaciones físicas e interacción social.

Se debe entender ante esto que es normal y aconsejable que la persona quiera tomar espacios para no usar las prótesis auditivas por una cantidad de tiempo, esto puede evidenciarse con llegar a la casa luego de una externa jornada y quitarse las prótesis auditivas, hasta usar el tiempo de ocio y recreativo individual para no requerir usarlas.

El Burnout auditivo no es un mito, es una realidad que está presente en todas las poblaciones con y sin pérdidas auditivas, pero cuando se trata de aquellas que recompensan la pérdida con mayor estímulo auditivo, es importante sensibilizarnos y desarrollar la empatía hacia estas personas.

Algunas recomendaciones que pueden minimizar el impacto del burnout auditivo:

1. Conocer los niveles de volumen y adaptarse a su prótesis auditiva, de acuerdo al entorno en que se encuentra.

2. Descansar entre 30 minutos al día sin apoyo de la prótesis auditiva y evitar pantallas azules en ese tiempo.

3. Escoger tandas semanales para no usar las prótesis auditivas en espacios recreativos.

4. Manipular los programas de su prótesis auditiva acorde a los sonidos ambientales.

Si usted tiene una pérdida auditiva o sospecha de tener alguna, les comentamos que en CUALITEK usted no solo tiene un aliado para su proceso también un acompañamiento en su Programa Oi2 para seguir aprendiendo de lo mejor de usted.

Blog Integral

Dirigido a todos los prismas

Desarrollado por: Inter. Fabián Corrales

Director Programa Oi2 de Cualitek

Sordera y empleabilidad

sordera y empleabilidad

Los retos y desafíos para personas que tienen cualquier grado de pérdida auditiva sobre pasa los límites de la comunicación y se extiende a aspectos puntuales de su vida cotidiana como lo es la inserción laboral. 

​Una de las principales barreras que se presentan cuando una persona es diagnosticada con sordera es el pensamiento social generalizado de que va a ser complejo integrarla a un puesto laboral o adaptarlo a sus necesidades, pero la realidad no es así, con un debido proceso de concientización y de evaluación de las capacidades de la persona, es común ver que las personas con sordera resultan ser de las más productivas en el campo laboral que se desempeñan.

​Pero lo que nos resulta necesario de aclarar, es que las personas con pérdidas auditivas en Costa Rica también se benefician de apoyos y normativas que el Estado promueve para una mejor colocación laboral, y en muchos casos, mejores oportunidades en esa estabilidad. Para esto es importante que se conozcan, a nuestro criterio, cuales herramientas son esenciales para lograr esta inclusión sin mayor complicación y para cualquier grado de pérdida auditiva.

• Tener una audiometría reciente y una carta de parte nuestro profesional de audiología que describa su diagnóstico.

• Iniciar los trámites para la certificación de discapacidad en CONAPDIS (Comisión Nacional de Discapacidad).

• Inscribirse al servicio civil y solicitar como persona con discapacidad.

• Solicitar su valoración con nuestro Programa Oi2, exclusivo de Cualitek, para detallar el perfil interdisciplinario para un puesto laboral en su Curriculum Vitae.

Recuerde que una pérdida auditiva puede afectar de forma diferente a cada persona, así como el entorno donde se desenvuelve, pero con la adecuada orientación y acompañamiento, es posible superar muchas barreras y lograr metas. En Cualitek sabemos que usted merece el mejor acompañamiento.

Blog Integral

Desarrollado por: Inter. Fabián Corrales

Director Programa Oi2 de Cualitek

Derribando el tabú de las adaptaciones de acceso

Derribando el tabú de las adaptaciones de acceso

Cuando las personas presentan una condición que afecta la capacidad para realizar algunas funciones de su vida cotidiana, se tiende a desarrollar sentimientos de pena, vergüenza, frustración  y en muchos casos resistencias a aceptar nuevas realidades.

Con las pérdidas auditivas no es la excepción, sin embargo al ser la audición fundamental para una mejor comunicación en una sociedad mayoritariamente auditiva, se presentan situaciones que duplican los niveles de ansiedad, estrés y desorientación del entorno de la persona al no poder acceder a la información tan fácilmente. 

Es entonces que se deben solicitar las adaptaciones de acceso en esos entornos pero las personas con pérdidas auditivas desconocen muchas veces cuáles son esos accesos y aunque es una interpretación de la convención de derechos humanos en el artículo de DERECHO A LA INFORMACIÓN, se debe contextualizar a la realidad de las personas con pérdidas auditivas ya que no todos los accesos son por igual aplicados.

Surge la inquietud por parte de muchas personas con pérdidas auditivas que consideran el solicitar adaptaciones de acceso minimiza su perfil de funcionamiento en la sociedad y por ende no ser tomados en cuenta por pensar que se es una “carga”.

Se ha evidenciado que con las nuevas tendencias del cumplimiento de los derechos humanos, las adaptaciones de accesibilidad son consideradas un aporte y valor agregado la productividad del entorno completo y no solo para las personas con pérdidas auditivas.

Sumado a eso, la tecnología ha avanzado considerablemente que se ha vuelto parte indispensable de las personas con pérdidas auditivas como una aliada desde prótesis completa hasta dispositivos de sincronización, facilidad de implementar subtitulado y aplicaciones de audio a texto.

Es por eso que ya se ha dado un gran paso hacia la normalización de una cultura de adaptaciones para las personas con pérdidas auditivas que empoderan y animan a que se soliciten derribando el tabú de que hacerlo solo conlleva a una exclusión social.

A continuación alguna de estas adaptaciones:

• Solicitar espacios más iluminados.

• Solicitar espacios con poco ruido ambiental.

• Solicitar apoyo audiovisual con subtítulos.

• Solicitar información por escrito.

• Solicitar soporte de intérprete de LESCO.

• Solicitar acompañan ante.

• Solicitar el reacomoda de sillas o espacios de reunión.

• Solicitar la sincronización de prótesis auditivas a dispositivos.

• Solicitar el uso de aplicaciones de audio a texto.

• Solicitar la eliminación de la llamada telefónica y recomendar el mensaje de texto.

• Solicitar el uso de infogramas y apoyos de lectura con lenguaje sencillo.

• Solicitar estrategias de evaluación diferenciadas.

En Cualitek por medio de su Programa Oi2 podemos orientarles en cómo hacer estas solicitudes acorde a su entorno y necesidad, nos gustaría conocerle para que sea parte de la transformación que hacemos día a día en la vida de nuestros pacientes.

Desarrollado por: Inter. Fabián Corrales

Director Programa Oi2 de Cualitek

Cuando los adultos mayores tienen problemas de comprensión del habla

Problemas auditivos

Con el paso de los años todas las personas pueden desarrollar pérdidas de audición, que se resuelven con un poco de aumento del volumen de los sonidos, mejorando la percepción y comunicación.

Sin embargo existe otro tipo de pérdida auditiva que afecta de forma muy notoria la capacidad para comprender las palabras sobre todo cuando hay ruido de fondo, otras razones son como por ejemplo, muchas personas hablando al mismo tiempo, el habla muy rápida o si la persona hablante no articula muy bien.

De acuerdo al experto, Oscar Cañete (2010), tecnólogo médico, también hay otros factores que contribuyen  con este fenómeno; él indica que la dificultad en la comunicación producto de la edad se debería a tres grandes factores:

1. Déficit de las habilidades cognitivas

2. Cambios en la función auditiva periférica 

3. Cambios en una o más de las funciones auditivas centrales

En un estudio llevado a cabo en la Universidad de Texas (Martín, J et al, 2005) se llegó a la conclusión de que las dificultades de comprensión del habla en las personas mayores son atribuibles a cambios en los mecanismos auditivos periféricos más que a la disminución de las capacidades cognitivas relacionadas con la edad; en este tipo de alteraciones el uso del audífono viene a mejorar el problema,  y también se le puede atribuir al hecho de que el procesamiento de la señal a nivel perceptivo y mental es mucho más lenta conforme la edad avanza. El procesamiento de la señal es más lento por lo tanto las respuestas son más tardías.

Otro aspecto a considerar es el hecho de que la memoria como función cognitiva y la comprensión de la palabra van de mano, esto no quiere decir que si existe esta dificultad espor el resultado de estructuras de conocimiento interrumpidas, sino por el hecho de no poder evocar el conocimiento que lo lleve a descifrar la palabra, se dificulta recuperar la información de la memoria a largo plazo.

En conclusión según los especialistas las razones por las cuales las personas adultas mayores se les dificulta la comprensión de la palabra son variadas y complejas y requieren de la valoración por parte de un especialista.

En Cualitek contamos con especialistas en audiología y un programa integral que le ayudará a adaptarse a su proceso.

Referencia bibliográfica

Cañete, O (2010) Procesamiento auditivo en adultos mayores: Reporte de casos Auditory Processing in Elderly: Case reports. Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello versión On-line ISSN 0718-4816 Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello v.70 n.1 Santiago abr. 2010

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-48162010000100010 

 Martín, J.Jerger, J (2005). Algunos efectos del envejecimiento en el procesamiento auditivo central Facultad de Ciencias del Comportamiento y del Cerebro, Universidad de Texas en Dallas, Richardson, TX

DOI: 10.1682/jrrd.2004.12.0164

Terapias de enmascaramiento de tinnitus

Cinthia Azofeifa Sandoval – Audióloga – Tec 2551

Para nadie es un secreto que tener un ruido en el oído es algo muy molesto y hasta incapacitante, alterando las actividades cotidianas.
Esta alteración no es un hecho aislado, muchas personas la han tenido, algunas de manera ocasional, otras con frecuencia, siendo de mayor incidencia en hombres (69.5%) que en mujeres (30.5%); esta puede o no estar asociada a una pérdida de audición, de ahí la importancia de un chequeo minucioso por parte del O.R.L y el audiólogo, si se presenta de manera muy frecuente. (López,M et al,2015)


Existen terapias que pueden ayudar a mejorar los ruidos en los oídos, utilizando enmascaradores de tinnitus, ya que se ha observado que las personas toleran mejor un ruido externo que el propio ruido de la cabeza.
El tratamiento sonoro busca que tanto la molestia como la percepción del tinnitus disminuyan. Se puede utilizar el enmascaramiento total para lo cual se hace uso del ruido blanco siendo este más intenso que el tinnitus.


Por otro lado el enmascaramiento parcial, el ruido blanco sea de banda ancha o estrecha es menos intenso que el tinnitus, al ser un enmascaramiento parcial se pretende establecer con facilidad su habituación.
El enmascaramiento secuencial se inicia con un enmascaramiento total, luego con enmascaramiento al límite (sonido igual de intenso al tinnitus) y por último el enmascaramiento parcial. En el caso de que la persona no presente pérdida auditiva se utiliza sólo el enmascarador de tinnitus, si por el contrario si existe una pérdida de audición de grado leve-moderada, al utilizar el audífono el sonido medio ambiental enmascarará o tapará el tinnitus, si la pérdida es mayor se puede utilizar un programa generador de sonidos como parte de la adaptación protésica. (López,M et al,2015)


En Cualitek contamos con tecnología apta para este tipo de problema, nuestros audífonos cuentan con enmascarador de tinnitus, puede hacernos la consulta y agendar una cita para su valoración.

Referencia bibliográfica

López,M.Castro,D.Abrante,A.Esteban,F.(2015)Enmascaramiento-modulación de acúfenos en 2000 usuarios
con aplicación móvil. Actas del XIIcongreso de la Asociación Española de Audiología. AEDA. Pág133-140

Bienestar emocional en tiempos de cambio

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el bienestar emocional es un “estado de ánimo en el cual la persona se da cuenta de sus propias actitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida, puede trabajar productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a la comunidad”.

Al leer esta definición, pasan por mi cabeza algunas reflexiones ante el momento que estamos viviendo, basadas en todo lo que mis ojos han visto y mis oídos escuchado en 25 años de camino consciente y en las últimas horas de vida que han transcurrido.

¿Nuestro cerebro humano se estará dando cuenta de lo que está sucediendo dentro y fuera de nosotros?

Si nuestro cerebro reptiliano (de la supervivencia) es el que predomina en estos momentos, nos encontraremos preocupados, sufriendo de manera descontrolada por lo que no tenemos, por lo que nos falta. Nos angustiará lo que va a suceder, lo que no ha sucedido y no sabemos si sucederá. Nos estaremos enfrentando a nuestros miedos, soledades, frustraciones, tristezas, resentimientos y malas relaciones; a nuestra falta de fe y confianza; a nuestro vacío existencial.

Sí, mucha gente está sufriendo porque no se da cuenta de lo mucho que puede aprender de esta valiosa experiencia sin precedentes. ¿Y por qué? Entre otras cosas, porque nuestro poder de discernimiento ha estado adormecido por muchos años y nuestra perezosa mente se acostumbró a ser más consumista —de creencias, opiniones, historias y pseudoverdades— que una mente cuestionadora, racional, reflexiva y buscadora de la verdad. Y es que para ello, en definitiva, se requiere de tiempo, energía y la firme determinación de despertar.

Hoy nos enfrentamos a un virus silencioso que se ha aprovechado de la evasión, la indiferencia y la anestesia que vivimos. Hemos estado cómodamente sentados en un sillón lo suficientemente ocupados, dispersos y neuróticos como para permitírselo. Hemos vivido de prisa; estresados; enfermos en todas nuestras dimensiones; incomunicados; inconscientes incluso de nuestra propia respiración, la cual nos recuerda a cada instante que estamos vivos y tenemos infinitas posibilidades de ser mejores, más felices, más sanos, más bondadosos y trascender.

Hoy nuestro virus real es el miedo, que se ha despertado como un gigante dentro de nosotros para dirigir nuestra conducta humana y llevarnos con los ojos vendados a ser irracionales, conflictivos, mezquinos, irritables, inflexibles, ansiosos y fáciles de manipular.

¿Hasta cuándo?

¡Hasta que nos demos cuenta! Y pido a Dios —en quien creo— que de verdad nos demos cuenta, y que estas breves y sentidas líneas te permitan hacer un alto y decir ¡ya basta!: quiero estar mejor; merezco sentirme mejor y, aunque no sepa qué hacer, quiero darle sentido a esta experiencia; deseo aprender de ella, en vez de sufrirla, porque ya de por sí es muy compleja de digerir. Tu deseo puede llegar a ser más grande que tu miedo porque, después de todo, más hace el que quiere que el que puede…

Entonces, ¿cómo podemos adaptarnos a este nuevo mundo que hoy vivimos, que hoy transitamos? ¿Cómo vivir esta vida que tenemos hoy? Porque el pasado quedó atrás y el futuro es muy incierto, aunque tu mente desee fervientemente la certeza y el control de lo que está por venir.

Para empezar, quiero decirles por experiencia propia que el tan anhelado bienestar emocionales producto de un largo camino lleno de vicisitudes, el cual les invito a recorrer con paciencia, dedicación, determinación, coraje y disciplina. Disfruten cada paso acogiendo cada sentimiento, pensamiento y experiencia. Tu conquista es personal y tu recompensa será verte despierto, consciente, pleno, sano y feliz. El mundo se lo merece; tú te lo mereces; todos lo necesitamos.

  • El pasado nadie lo puede cambiar. Ya pasó. Entonces, aprovéchalo, compréndelo y déjalo donde está porque hoy necesitas renovarte y vivir con la inocencia del niño que cree en un futuro mejor.
  • Agradece cada cosa que tienes: tu vida, tu historia, quién eres, las personas que han pasado por tu vida. Cada una ha tenido un sentido, y la experiencia con ellas debe dejarte un aprendizaje, en lugar de dolor o sufrimiento.
  • Respira conscientemente. Haz de este ejercicio de atención un acto sagrado mediante el cual celebres la vida. Que sea un hábito para recuperar tu salud mental, emocional y física.

  • Escribe, lee, exprésate, camina, dibuja, siente, observa, contempla, escucha… ejercita tu atención plena para darte cuenta de lo que haces, de cómo te sientes y de lo que piensas, sin juzgarte ni criticarte.
  • Sé benevolente contigo mismo para que tu juez interior se desvanezca.
  • Las emociones se reciben con los brazos abiertos, no se controlan. No son buenas ni malas. Simplemente son una manifestación de nuestro cerebro límbico, que reacciona a los estímulos externos y a nuestra memoria psicológica de lo que hemos vivido.
  • La vida nos colocó ante el reto de hacer cosas distintas, diferentes. Tómalo como una gran aventura de aprendizaje y crecimiento. Y cuando te incomode, solo date cuenta, presta atención y respira; esto también pasará.
  • Alimenta tu alma meditando, orando, leyendo un buen libro, viendo una buena película o un documental, interiorizando mensajes de reflexión, escuchando buena música, entablando una conversación que te nutra. Y nunca dejes de observar tu diálogo interior.
  • Pide disculpas; expresa tu intención de mejorar; abraza a tu gente querida; expresa más “te quiero”, “eres importante para mí”, “te extraño”, “te necesito”, “abrázame”.
  • Ejercita tu atención comiendo, cocinando, bañándote o cepillándote los dientes de manera consciente. En lo simple, sencillo y cotidiano de la vida, podemos dar los grandes pasos que nos conducirán al bienestar y la plenitud.
  • Camina descalzo, abraza un árbol, riega las plantas, siembra, conecta con la naturaleza y agradece todo lo que nos da. De allí nace la divina providencia…
  • Acércate lenta y firmemente al amor. Cuando lo sientas, acéptalo y acógelo tanto, tanto, que se desvanezcan tus miedos.
  • Por sobre todas las cosas, cree, abraza tu fe y trabaja en tu fortaleza espiritual.
  • Grandes cambios requieren grandes decisiones.

El mundo ya cambió, ¿y tú?

“He recorrido un largo camino hasta llegar a donde estoy. Mi conquista personal hoy tiene una recompensa: un alma más libre, una mente más consciente y la trascendente misión de servir a los demás para que logren acoger sus propias conquistas.”  

Yelitza Morón

La comunicación es de todos: emergencia nacional

Por mucho tiempo se ha considerado la audición como enlace para la comunicación entre personas mucho antes de la escritura y la imprenta. Sin embargo, la audición junto al ser humano ha sido una constante evolutiva, no todas las personas oyen por igual aun sin problemas de audición.

El factor que más predomina en esto es que la audición no es un proceso meramente sensorial, sino que la escucha que es lo que más precisa, es un proceso actitudinal entre todas las partes involucradas.

Comunicación en tiempos de emergencia 

Ante una emergencia nacional como lo es la afectación social por el Covid-19 es necesario tomar las debidas estrategias para que las personas con problemas de audición, especialmente la población adulta mayor, no sean aisladas desde la misma exclusión a la que muchas veces son sometidas por los problemas en la comunicación.

Recomendaciones  

  1. Si usted presenta síntomas que pueden dar indicaciones de alguna infección, contáctese primero con los respectivos servicios de salud. No hay que exponerse y ni exponer a otros.
  2. La persona con problema de audición requiere de contacto visual más que de una seña, por eso es importante no tocar a la persona, sino esperar a que esta haga contacto visual o usted pueda dentro de un parámetro aconsejable posicionarse dentro de ese espacio visual.
  3. Si la persona con problemas de audición no logra entender el mensaje comunicado, no se desespere, mantenga la calma y trate de hacer en palabras simples y precisas. No comunique mensajes extensos ya que se toma un tiempo en procesar la información de la prótesis al procesamiento auditivo.
  4. No exponga al paciente a situaciones donde hay mucho ruido ambiental, busque espacios tranquilos y luminosos para comunicar cualquier mensaje.
  5. No se debe acercar a la persona ni tampoco acercársele para hablarle al oído, una acción errónea que se hace es que cuando no se entendió algo la persona acerca el oído, evite eso así como hacer que la persona lo siga haciendo. No es una buena práctica y no mejora el rendimiento de la discriminación verbal.
  6. Es aconsejable el uso de la tecnología en momentos de emergencia nacional para comunicarnos con nuestros seres queridos, al tratarse de personas con problemas de audición no es lo más cómodo, pero sí es válido si se siguen las siguientes pautas.

Puntos importantes antes de realizar una videollamada

Procure tener buena conexión, de lo contrario se interrumpe y esto puede hacer de la actividad un evento estresante.

Antes de realizar la videollamada enviar un mensaje para hacer aviso de que se quiere llamar y si se puede llamar ya que es necesario que la otra persona esté en su zona de confort o en un espacio adecuado, de lo contrario espere al momento ideal.

Una vez realizada la videollamada, se deben chequer los índices de volumen para determinar si se está escuchando, para esto dígale a la persona que repita 3 colores, o 3 nombres.

Mantenerse siempre en la cámara donde la totalidad de la cara y el cuello esté lo más visible posible. No acerque mucho la cara y no focalize la boca ya que se requiere hacer contacto visual.

Para que la comunicación sea más efectiva, trate de no extenderse a más de lo que amerita el mensaje, por eso es necesario hacer pausas para asegurarse que la persona esté comprendiendo. Recuerde, muchas personas con problemas de audición asienten con la cabeza aunque no estén comprendiendo la información.

Recuerde que no es una llamada telefónica, por tal es importante modular bien las palabras expresadas sin exageraciones y balancear el timbre de voz, ante todo la articulación de ciertos fonemas puede ser confusa y por lo tanto es necesario hablar con claridad pero también hacer uso de palabras de fácil lectura labiofacial.

Los pacientes con problemas de audición sufren de ansiedad, angustia y hasta cierto punto abandono y discriminación. Evitemos que la coyuntura actual afecte su estado emocional e incentivemos la participación de sus familiares, amistades, compañeros de trabajo e instituciones a ser más empáticos y recordar que la comunicación es de todos.

Demencia y pérdida auditiva

Varios estudios científicos han demostrado que existe relación entre la pérdida auditiva no tratada y el riesgo de desarrollar demencia. Gracias al avance de la tecnología, los estudios en el campo de la salud son cada vez más integrales y la audición no es la excepción. Cada vez resulta más fundamental estar atentos a los síntomas que dan la voz de alarma.

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo. Puede resultar abrumadora no solo para quienes la padecen, sino también para sus cuidadores y familiares. El impacto de la demencia en los cuidadores, la familia y la sociedad puede ser de carácter físico, psicológico, social y económico.

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Relación entre demencia y pérdida auditiva

Según estudios al rededor del mundo realizados a más de 3.800 personas durante un periodo de 25 años, las personas mayores que tienen pérdida de audición y no usan audífonos corren un riesgo mucho más alto de padecer demencia.

En Australia descubren que las personas evaluadas tenían un 69% de riesgo incrementado de demencia que los que no reportaban pérdida de audición. El declive cognitivo general, es otro de los hallazgos importantes en países como Inglaterra y Estados Unidos, donde confirman su relación directa.

Aislamiento social y declive cognitivo

La pérdida de audición podría conllevar demencia al hacer que las personas se aíslen socialmente, un factor de riesgo conocido de la demencia y de otros trastornos cognitivos.

Según los investigadores: “Al restaurar la capacidad comunicativa al menos parcialmente, los audífonos ayudan a mejorar el estado de ánimo, aumentar las interacciones sociales y facilitar la participación en actividades que estimulan las habilidades cognitivas, y como resultado, su  uso puede ralentizar el declive cognitivo”.

El estudio concluye que: “La pérdida de audición está asociada con la aceleración del declive cognitivo en personas mayores. Asimismo, se descubrió que el uso de audífonos atenúa este deterioro cognitivo”.

Es importante prestarle atención a la señales de alerta, ya que una temprana prevención y atención de la pérdida auditiva le ayuda a evitar el declive cognitivo y prolongar la calidad de vida de la persona. En Cualitek creemos en la salud integral y por eso nos preocupamos por la vida de nuestros pacientes y sus familiares, no dude en contactarnos y con mucho gusto le atenderemos. 

Abrir chat
Escanea el código
Cualitek, somos todo oídos
Contáctenos para más información, será un gusto atenderle...
Verificado por MonsterInsights